Mediación y orientación familiar

 

El acuerdo es necesario

El acuerdo es necesario

Ante situaciones de conflicto familiar, la orientación familiar ayuda a mejorar las relaciones y a manejar el conflicto.

¿Quién puede acudir?

Familias que por distintos motivos se encuentran en una situación de crisis:

  • parejas que hayan decidido separarse y esta situación tenga como consecuencia un coste emocional para toda la familia;
  • familias que demandan asesoramiento con el fin de optimizar su relación,
  • familias que tienen dificultades en la convivencia, que se sienten desbordadas por los problemas relacionados con sus hijos e hijas adolescentes, etc.

Cuando la pareja ha decido poner fin a su convivencia la mediación ayuda a:

  • A alcanzar acuerdos.
  • A compartir la responsabilidad respecto a los hijos e hijas.
  • A favorecer una adecuada adaptación de todos los miembros a la nueva situación familiar.

Ante situaciones de conflicto familiar, la orientación familiar ayuda a mejorar las relaciones y a manejar el conflicto.

Estas actuaciones se realizan con la atención especializada de un equipo de profesionales en las áreas psicológica, social y jurídica.

La convivencia familiar, supone que nuestras relaciones familiares conlleven afecto, comunicación, respeto, seguridad y bienestar.